Aire Acondicionado Total

Cómo Cargar Gas En Un Aire Acondicionado

¿Cómo cargar gas en un aire acondicionado? Pues, esto solo debe pensarse, si tu equipo de aire acondicionado presenta problemas y la causa es una fuga de gas refrigerante. Veamos qué puedes hacer al respecto.

Cada vez más familias optan por instalar equipos de aire acondicionado en sus hogares. Manteniendo una temperatura agradable en el hogar en pleno verano, el aire acondicionado proporciona un confort innegable.

Sin embargo, estos equipos no están exentos de fallar, y una de esas fallas puede ser una fuga de refrigerante. Y a la hora de una falla de este equipo, la mayoría de los usuarios no saben qué hacer.

El usuario tiene la posibilidad de elegir entre recargar su aire acondicionado con refrigerante, algo que solo debe realizar un profesional homologado, o sustituir su aire acondicionado por uno nuevo, algo que sería costoso. Esta guía te ayudará a ver las cosas con mayor claridad.

Cómo Cargar Gas En Un Aire Acondicionado
Cargar Gas En Un Aire Acondicionado

Gases Refrigerantes del Aire Acondicionado

Existen diferentes gases refrigerantes en el mercado. El fluido utilizado por un acondicionador de aire no es necesariamente el mismo que utiliza otro. Pero la mayoría de estos refrigerantes han sido perjudiciales para el medio ambiente y, en particular, promueven el efecto invernadero.

También son dañinos para los humanos si se respiran demasiado. Sin embargo, con las nuevas tecnologías en desarrollo, se han diseñado gases refrigerantes que cumplen con las necesidades técnicas de refrigeración, y a la vez, con las exigencias ambientales de hoy en día.

Y aunque todavía existe mucho trecho que recorrer para la sustitución completa de estos gases en el mercado, la tendencia es el consumo de productos que respeten el medio ambiente, y por ende, es cuestión de tiempo la implementación total de gases refrigerantes ecológicos.

Hoy en día, el manejo de estos refrigerantes está regulado al igual que los dispositivos que los utilizan.  Esta manipulación debe ser realizada por un técnico cualificado y autorizado. En otras palabras, como usuario, no puedes manipular ninguno de estos refrigerantes, debes llamar a un profesional con licencia.

Si quieres saber más de los gases refrigerantes del aire acondicionado, entra a este post: ¿Qué es el Gas Refrigerante del Aire Acondicionado?

¿Cómo Se Repara Una Fuga Y Se Recarga El Refrigerante?

Primero, el técnico comprobará que efectivamente se trata de una fuga de refrigerante. Comienza cortando el suministro de energía al aire acondicionado, luego realiza varias operaciones para, en particular, medir la presión del fluido al nivel del compresor.

Una vez que la fuga está bien identificada, el técnico vaciará el refrigerante presente dentro del aire acondicionado. De hecho, para recargar una unidad de aire acondicionado, primero se debe vaciar el fluido aún presente para evitar mezclar dos fluidos diferentes. Qué pueden ser iguales, pero sus características han cambiado con el paso del tiempo.

Luego, el profesional reparará o reemplazará el componente responsable de la fuga, si es posible. Cuando se completa esta intervención, el técnico puede recargar el aire acondicionado con nuevo refrigerante.

😥¿Tu Aire Acondicionado no enfría? Revisa este 👉 link

Cómo Cargar Gas En Un Aire Acondicionado. La Guía Para El Técnico

Como ya lo hemos mencionado en diferentes oportunidades, una recarga de gas al aire acondicionado, solo es necesaria si existe una fuga en el sistema. Pero para realizar la carga, se debe realizar la reparación de dicha fuga primero.

Identificar el lugar o el componente que origina la fuga, es primordial para realizar bien el trabajo. Y para ello, se necesitan ciertas herramientas.

Herramientas para realizar la carga de gas en un aire acondicionado

  • Una bomba de vacío.
  • Manómetros de refrigeración.
  • Gas refrigerante. Por lo general viene en balones, botellas y/o bombonas.
  • Un balón o botella vacía para recuperar el gas refrigerante viejo.
  • Una balanza para pesar el gas refrigerante.
  • Detector de fuga.
  • Herramientas para reparar la fuga. Llaves, equipo de soldar, y/o el reemplazo de la pieza rota.
  • Nitrógeno para hacer barrido del sistema. También viene en balones o bombonas.

Apagar el equipo

Lo primero que debes hacer es apagar el equipo, la primera comprobación debes hacerla con el equipo apagado. Aquí aprovecha para revisar la placa de identificación del aparato y saber el tipo de refrigerante que tiene el equipo.

Esto es un dato que necesitarás luego.

Comprobar la falta de Gas Refrigerante

Para comprobar la falta de gas refrigerante, necesitamos usar los manómetros. Estos manómetros indican las presiones de trabajo en el circuito frigorífico. Una presión de alta y otra de baja, correspondientes a cada zona del circuito.

Algunos de los equipos solo tienen una sola toma, pero la mayoría tienen disponible las dos. Las tomas, se encuentran en la unidad exterior, en las válvulas de la entrada y salida del circuito. Estas válvulas también son conocidas como válvulas de servicio. Las puedes identificar fácilmente.

Conectamos los manómetros en cada una de las tomas de baja y de alta. La tubería de baja presión es la de mayor diámetro, la de alta presión, es la de menor diámetro.

Las dos presiones deben estar a una presión muy similar, ya que el equipo está apagado. Así veremos qué tan cargado está el sistema. La presión que estás viendo, dependerá del tipo de gas refrigerante del equipo.

Para refrigerante R410, la presión debe estar cercana a los 13 a 15 Bar. Esto indicaría que el sistema tiene su carga de gas correcta.

Para refrigerante R22, la presión debe estar cercana a los 9 Bar.

Si las presiones que ves en el manómetro son más bajas que esta referencia, seguro falta gas en el circuito, y por ende, existe una fuga.

La segunda comprobación, debes hacerla con el equipo encendido. Aun con los manómetros conectados, enciende el equipo y espera unos 10 minutos para que las presiones lleguen a su valor de trabajo.

Para refrigerante R410, la presión de baja debe ser cercana a los 8 Bar. La presión de alta debe ser cercana a los 28 Bar.

Para refrigerante R22, la presión de baja es cercana a los 4 Bar. La presión de alta puede estar entre 18 y 20 Bar.

Repetimos, si los valores que ves en el manómetro son menores a esta referencia, indica que al circuito le hace falta gas refrigerante, y por ende, existe una fuga.

Detectar la fuga de gas refrigerante

Aquí debes usar el detector de fugas, aunque en algunos casos, puedes también usar una solución de agua y jabón donde sospechas que está la fuga.

Puedes identificar una fuga de forma visual, verificando si existen “manchas de aceite” en el recorrido del circuito. Por donde escape el refrigerante, dejará una mancha característica. Allí puedes aplicar el detector para comprobar que efectivamente existe una fuga.

Las conexiones roscadas, así como las partes del recorrido propensos a vibraciones, son los sitios más comunes donde pueden existir fugas.

Remover el gas refrigerante del sistema

Comprobada e identificada la fuga de gas, es hora de vaciar el sistema del gas refrigerante. Para ello, debes usar la bomba de vacío y el balón vacío para recuperación. Conecta tu sistema de recuperación del lado de presión de baja.

Recuerda que no deben liberarse estos gases a la atmósfera. Existen máquinas recuperadoras de refrigerante que facilitan un poco el proceso, aunque, sabiendo lo que haces, la bomba de vacío es suficiente.

Reparar la fuga

La reparación de la fuga dependerá de qué tipo de daño tenga el sistema. Puede ser que cambiando algún sello sea suficiente, o ajustar mejor una conexión. En los casos más difíciles se opta por reparación por soldadura, o el cambio total del componente (evaporador, condensador, etc.).

Todo depende del lugar donde se ubica la fuga.

Realizar vacío del sistema

Reparada la fuga, se debe comprobar la estanqueidad del circuito. Para ello se conecta la bomba de vacío al circuito por medio de los manómetros. La manguera amarilla central de los manómetros, te sirve para ello.

Enciende la bomba de vacío hasta que el circuito llegue a un valor cercano a los 800 milibares de vacío. Allí, cierra el circuito y apaga la bomba.  Mantén estas condiciones por un tiempo prolongado, Si la reparación está bien hecha, la aguja no se moverá en todo el tiempo que hagas la prueba.

Lo de “tiempo prolongado” es relativo, ya que depende de las condiciones del equipo, del tamaño del equipo y del tipo de fuga. Si la fuga era pequeña, podrías mantener el vacío por 40 minutos o una hora. Si la reparación es mayor, es buena idea hacer un vacío de varias horas.

Comprobada la estanqueidad, rompe el vacío presurizando con nitrógeno el sistema y dejándolo presurizado por una hora aproximadamente. En este tiempo vuelve a comprobar la estanqueidad en el manómetro.

Vacía el nitrógeno, y vuelve a realizar vacío hasta los 800 milibares. Allí ya estamos listos para realizar la carga del gas refrigerante.

Cargar el gas refrigerante al sistema

La carga de gas refrigerante se puede hacer tanto en estado líquido como en vapor. Sin embargo, nuestra recomendación es realizar la carga de gas en estado líquido, ya que garantizas que la mezcla que entra al sistema tenga los componentes y las cantidades de fábrica.

Esto no lo puedes garantizar si realizas la carga en forma de vapor, ya que el vapor puede que no tenga todos los componentes del líquido, ni tampoco en las cantidades correspondientes.

Algunos balones tienen dos llaves para carga, una para líquidos y otra para vapor. Pero si tu balón es de una sola llave, debes realizar la carga volteando el balón hacia abajo, para que sea el líquido el que entre al sistema.

Para hacer la carga en estado líquido, coloca el balón de refrigerante en la balanza y comprueba su peso inicial. Vas a trasvasar el refrigerante líquido desde el balón hasta el sistema, pero solo la cantidad que te indica en la placa de identificación de la unidad.

Así que debes estar atento del peso en la balanza, que llegue al punto en el que hayas trasvasado solo el peso necesario al sistema. Por ejemplo, si tu balón pesa 3 Kg y necesitas trasvasar 0,8 Kg; debes detener la operación cuando el peso del balón llegue a 2,2 Kg.

Además, recuerda realizar esta carga siempre por el lado de baja presión del sistema.

🤔¿Conoces los componentes de un Aire Acondicionado? Puedes verlos aquí: Partes del Aire Acondicionado 😎

Comprueba funcionamiento

Finalizada la carga, realiza la desconexión del balón de refrigerante y espera a que las presiones en el sistema se estabilicen. Luego enciende el equipo y comprueba que las presiones de alta y baja se comportan de manera correcta y están en los valores indicados arriba.

Deja funcionando el equipo por un tiempo, para comprobar su eficiencia al extraer el calor. A los 10 minutos ya se debe sentir el cambio de temperatura en el ambiente.

Comprueba por última vez las presiones de trabajo, y luego desconecta los manómetros. Ajusta bien las tapas de las válvulas.

Listo, ya está realizada la recarga.

Cómo Cargar Gas En Un Aire Acondicionado
Cómo Cargar Gas En Un Aire Acondicionado

¿Qué Hacer Cuando El Equipo De Aire Acondicionado Funciona Mal?

Muchas veces pasa, que los usuarios notan la pérdida de eficiencia de su equipo de aire acondicionado. Esto puede deberse a muchos motivos, así que lo primero que debes hacer es tratar de identificar el problema.

Las causas son muchas y variadas, e incluso algunas de ellas, puedes resolverlas tú mismo. Filtros sucios y obstruidos, mala configuración del protector de voltaje, mala configuración de las funciones en el control remoto, son problemas que puedes resolver por ti mismo.

Pero cuando hablamos de fugas de refrigerantes, o cualquier otro problema que no puedas identificar y resolver, debes llamara a un servicio técnico especializado.

Si la falla es generada por falta de gas en el circuito de refrigeración, esto significa que el equipo tiene una fuga de gas refrigerante. Por lo general, lo notarás porque el equipo tardará más en llegar a la temperatura deseada, o no llega nunca.

La falta de gas refrigerante hace que el equipo pierda eficiencia. Notas que el equipo funciona, pero no produce aire frío. El gas puede estar escapando poco a poco, bajando las presiones de trabajo dentro del circuito y originando el mal funcionamiento.

Llegará el momento en que dejará de enfriar por completo. El gas refrigerante es fundamental para el funcionamiento del equipo, y sin él, sencillamente el equipo no trabaja.

Si has notado una fuga en el circuito de refrigerante, como usuario no debes intervenirla. Es peligroso, y además estarías incumpliendo una norma legal. Los equipos de Aire Acondicionado, deben ser manipulados solo por empresas certificadas en manipulación de gases fluorados.

Solo un técnico autorizado puede intervenir en este tipo de situaciones. Es imperativo contactar a una empresa o un independiente que tenga el certificado de capacidad para refrigerantes.

¿Sabes quién inventó el aire acondicionado?😎

Cargar Gas en un Aire Acondicionado: Precio

Es difícil dar una respuesta precisa ya que el precio depende de varias características: las tarifas fijadas por el profesional, la duración de la intervención, el precio del fluido, los gastos de viaje, el tipo de reparación, etc.

El precio de gas refrigerante está en promedio, cercano a los 20 euros por kilogramo, dependiendo del tipo de refrigerante. Sin embargo, a esto debes agregarle el pago de impuestos, la mano de obra, los gastos extras, etc.

Las tarifas por mano de obra también varían de ciudad en ciudad, incluso de una compañía a otra. Al final, recargar un equipo de aire acondicionado, te puede costar entre 250 euros y 500 euros. Incluso, puede ser aún mayor si el equipo es grande.

¿Recargar O Cambiar El Aire Acondicionado?

Si los costos de la recarga del aire acondicionado se elevan a tal punto, que igualan o sobrepasan el precio de una unidad nueva, la mejor solución es comprar el equipo nuevo.

A esto debes agregarle, el tiempo o antigüedad de tu equipo. Si es un equipo muy viejo, repararlo sería costoso, y no tendrías garantía de que funcione eficientemente. Además, estaría fuera de las exigencias y estándares de la actualidad.

Otro punto importante es el consumo de energía. Los equipos viejos por lo general consumen mucha más energía que los climatizadores actuales. Esto porque se ha invertido para mejorar la eficiencia a través de los años.

Los modelos inverter son un gran ejemplo de tecnología aplicada a la eficiencia de energía. Pueden ser más costosos como valor inicial, pero luego verás un ahorro de energía considerable con el tiempo.

Aprende a Calcular los BTU para comprar tu Aire Acondicionado 🏘


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.