Cómo Calcular un Aire Acondicionado.
Cómo Calcular un Aire Acondicionado

Cómo Calcular un Aire Acondicionado.

Si tienes pensado instalar un nuevo aire acondicionado en tu casa, o quieres reemplazar la vieja unidad que tienes, necesitas saber el tamaño o capacidad de tu nuevo equipo. Aquí te explicaremos cómo calcular un aire acondicionado de la manera más sencilla posible.

No es fácil, pero tampoco es algo de otro mundo. De hecho, hay tantas variables involucradas en la elección del acondicionador de aire del tamaño correcto que sería una locura comprar uno sin hablar primero con un profesional.

Pero lo que podemos hacer es proporcionarte la mayor cantidad de información posible, y esto te ayudará a asegurarte de que:

  • No te estafen.
  • Puedes ir y hablar con un profesional con al menos algún conocimiento de lo que necesitas.

Tendrás el conocimiento necesario para comprar una unidad de aire acondicionado con confianza. Y podrás refutar en caso de que alguien venga con alguna locura cósmica por allí.

Cómo Calcular un Aire Acondicionado
Cómo Calcular un Aire Acondicionado

Cómo Calcular un Aire Acondicionado.

Todos andamos en eso de querer ahorrar algo de dinero, y entendemos que en este punto también lo quieras hacer, pero realizar un cálculo incorrecto a favor de dinero en el bolsillo, puede ser costoso a largo plazo.

Es importante tener en cuenta, la cantidad de habitaciones que quieres climatizar y el tipo de aire acondicionado que piensas comprar. También el tamaño de la habitación, el número y el tamaño de las ventanas, la altura de los techos y el clima.

Si quieres realizar un cálculo sencillo por ti mismo, procede de la siguiente manera.

Calcula el área del ambiente a climatizar. Mide el ancho y el largo de la habitación y multiplicas los dos valores. Debes tomar la medida en metros.

Ar = L x An.

Donde:

  •  Ar: Área a climatizar. Medida en metros cuadrados.
  •  L: Largo de la habitación. Medida en metros.
  • An: Ancho de la habitación. Medida en metros.

El área resultante en metros cuadrados, la multiplicas por 600 si es ambiente residencial, o por 800 si es ambiente comercial, que sería la cantidad de BTU necesarias por metro cuadrado en una habitación estándar de 2,4 metros de altura.

BTU = Ar x 600. (Ambiente residencial).

BTU = Ar x 800 (Ambiente comercial).

Por supuesto este cálculo es referencial y puede variar debido a muchos factores.

Como ya te lo he mencionado, hay muchos factores diferentes que un profesional tendrá en cuenta al calcular el tamaño ideal de tu aire acondicionado.

Solo algunos de estos factores son:

  • Tamaño de la habitación.
  • Número de ventanas en la habitación.
  • Tipo de aislamiento en el techo.
  • Altura del techo.
  • Transferencia de calor de paredes.
  • Temperaturas medias y máximas de verano.
  •  Color y tipo de techo.

¿Ves lo que quiero decir? Hay tantas variables que sería una locura, y probablemente una pérdida de dinero, intentar calcularlo tú mismo.

Pero al menos puedes saber de qué están hablando cuando los profesionales lleguen a tu puerta.

Para hacerlo lo más simple posible y darte una idea aproximada del tamaño de la unidad del acondicionador de aire que necesitas, puedes usar la tabla a continuación.

Cómo Calcular un Aire Acondicionado.
Tabla de BTU necesarios por Área a Climatizar.

Esta tabla se realizó, basándonos en una altura promedio de techos de 2,4 metros.

Otros factores a tener en cuenta en el cálculo de BTU.

Hay otras cosas que debes tener en cuenta a la hora de hacer los cálculos de BTU necesarios de tu equipo.

Exposición al sol: Si la habitación a climatizar está expuesta a mucho sol por la cantidad de ventanas que tiene, este factor incide en el cálculo. Necesitarás un equipo con mayor BTU que contrarreste este efecto.

Cantidad de personas: Mientras mas personas estén en el ambiente a controlar, mayor será el equipo a considerar. Esto se debe al calor corporal emitido por cada uno de nosotros.

Movimiento de personas: Otro valor a tener en cuenta es la cantidad de personas que entran y salen de la habitación climatizada y con qué frecuencia. Este valor no es igual al de las personas que están en el ambiente de manera continua.

Un ejemplo simple para entenderlo es el siguiente. Imagina que tienes una oficina donde atiendes personas todo el día, de unos 24 metros cuadrados. Las personas entran y salen de la oficina, perdiéndose parte del aire climatizado en cada entrada y salida. Según la tabla, necesitarías un equipo de 20.000 BTU.

Pero si tienes una habitación en tu casa con los mismos 24 metros cuadrados, con pocas entradas y salidas, la tabla nos indica un equipo de 15.000 BTU.

Electrodomésticos que generen calor: No es igual calcular un aire acondicionado para una habitación dormitorio que para la cocina. El calor generado por cocinas, hornos, chimeneas, debe ser tomado en cuenta a la hora de los cálculos de climatización.

Clima dominante: No es igual calcular el BTU de un equipo necesario en una ubicación geográfica caliente, a uno en un clima frío. Aquí te daremos otro ejemplo.

La temperatura de confort en una habitación climatizada está entre los 22 °C y los 24 °C. Esa sería la temperatura ideal dentro de la habitación. Ahora imagina que vives en un lugar caluroso donde las temperaturas externas llegan a los 40 °C.

El equipo debe mantener un régimen moderado de trabajo para bajar la temperatura desde los 40 °C a los 22 °C. Es un delta de 18 °C. Y esto debe hacerlo de manera constante durante el día, la mayor parte del año.

Ahora bien, si colocas este mismo equipo bajo las mismas condiciones internas de trabajo, léase tamaño de la habitación, cantidad de personas, etc., pero en un lugar donde se vive con temperaturas de 28 °C, tu equipo estará sobredimensionado.

Tu equipo estará trabajando solo para un delta de 6 °C (Bajar desde los 28 °C hasta los 22 °C). Por lo que, necesitarías un equipo de menos BTU.

Términos Importantes A Tener En Cuenta.

Así que aquí hay algunos de los términos y frases sobre los que podrías escuchar. Ten en cuenta que no necesitas comprender al 100% todas estas cosas, solo tener una comprensión básica de lo que significa cada término.

El cálculo de carga manual.

El cálculo de carga manual es un término que cualquier profesional de aire acondicionado con el que hables puede mencionarte.

Se utiliza para determinar las cargas de calefacción y refrigeración de una casa o edificio en particular. Tiene en cuenta muchos factores diferentes, algunos de los cuales mencionamos arriba.

Si bien es posible calcular esto manualmente, es una tarea que requiere mucho tiempo. Afortunadamente, los contratistas de Refrigeración tienen acceso a muchas soluciones de software diferentes para calcular esto en una fracción del tiempo que llevaría hacerlo a mano.

Tonelaje del aire acondicionado.

A diferencia de las unidades portátiles, las unidades centrales de aire acondicionado se miden en «tonelaje».

Cuando hablamos de aire acondicionado, una «tonelada» es la medida de la capacidad de las unidades para enfriar. Si tienes un acondicionador de aire de una tonelada, significa que tiene la capacidad de enfriar 12.000 BTU por hora.

Los aires acondicionados centrales residenciales vienen en una gama de tamaños de modelos de 1,5 a 5 toneladas. Si necesitas una unidad que tenga una capacidad de enfriamiento de más de 5 toneladas, es probable que necesites varias unidades.

BTU (unidades térmicas británicas).

La Unidad térmica británica es una medida de calor. 1 BTU es la cantidad de calor requerida para aumentar la temperatura de 1 libra de agua al nivel del mar en 1 °F. (Grado Fahrenheit)

Cuando hablamos de BTU en relación con un aire acondicionado, se refiere a la cantidad de calor que la unidad puede eliminar del aire por hora. Por lo tanto, un modelo con una clasificación BTU más alta tiene más potencia de enfriamiento. Cuando hablamos del tonelaje del aire acondicionado, una unidad de una tonelada equivale a 12.000 BTU.

Muchos creen que tener una unidad con una clasificación BTU más alta sería la solución, para no estar calculando tanto, pero esto no es para nada cierto. Es de vital importancia que no compres una unidad demasiado grande para el ambiente a climatizar.

Más Grande No Es Necesariamente Mejor.

Existen numerosas razones por las que instalar un acondicionador de aire que sea demasiado potente es una mala idea:

  • Los costos iniciales para comprar la unidad son más altos.
  • Las unidades más grandes usan más electricidad, incluso cuando trabajan menos.
  • El número de veces que la unidad se enciende y apaga es mucho mayor, provocando desgaste y mayores costos de mantenimiento.
  • El ambiente permanece húmedo porque la unidad no funciona lo suficiente como para eliminar la humedad del aire.

Para Cerrar.

Solicita a un contratista profesional de HVAC que calcule la unidad de tamaño correcto. Y obviamente para instalarlo también. Incluso podrías descubrir que tu unidad existente tiene un problema que es simple para que un contratista lo diagnostique y repare.

No pierdas tu tiempo en una instalación de bricolaje, simplemente terminará costándote más a largo plazo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.